10 consejos que no debes ignorar si viajas con bebés

Un estudio realizado por bebe2go.com obtuvo como resultado que únicamente el 38% de los padres conoce las medidas de precaución adecuadas que se deben tomar cuando salen de viaje con un niño menor a 12 meses. De ahí que se hiciera un listado con los 10 mejores consejos útiles para viajar con bebés. Pon atención, seguro te van a servir.

1. A menor edad mayor atención, por lo que es de suma importancia realizar un esquema detallado sobre el lugar que se visita, los tiempos de traslado, el clima, las actividades a realizar y los sitios que se pretenden visitar.

2. No olvides contemplar dentro del presupuesto familiar un porcentaje para gastos imprevistos como: costos de transportación, enfermedades, compra de medicina o accidentes, éstos pueden llegar aumentar hasta un 40% el presupuesto de tu viaje.

3. Para niños menores de 6 meses no es recomendable visitar lugares con playa, de ser así, es aconsejable no exponerlos al sol en un horario de 10:00 am – 5:00 pm, debido a las altas temperaturas y a la emisión de rayos ultravioleta que pueden producir graves quemaduras en su piel. Según la Academia Mexicana de Pediatría el uso de protectores solares es exclusivamente para niños mayores de 6 meses. Si es menor, consúltalo con un especialista ya que los bebés pueden sufrir irritaciones y reacciones alérgicas a las cremas. Se recomienda que se empleen fórmulas que contengan óxido de zinc o dióxido de titanio que son consideradas fórmulas menos irritantes y que ofrecen un filtro más efectivo para su piel.

Te puede interesar: 10 cosas que debes saber antes de viajar con niños

4. Elige un sólo destino para vacacionar. Los bebés, entre más pequeños les resulta más complicado adaptarse a los cambios de horario. Si vas a realizar un viaje de más de cuatro horas, de preferencia debes realizarlo en la noche para que el bebé no resienta tanto el cambio de horario.

5. Si viajas en auto, siempre debes ir preparado con un autoasiento para la seguridad de tu bebé. Además de contar con un mayor número de raciones de víveres y productos básicos para el bebé como los son: pañales, cobijas, ropa, toallitas húmedas, biberones (en caso de usarlos) así como agua purificada que es imprescindible.

6. No olvides llevar la póliza de seguro médico del bebé o carnet de citas así como un botiquín de viaje que incluya: termómetro, antitérmicos, analgésicos,antiinflamatorioss y antialérgicos, gasas y adhesivos tipo curitas y gotas oftálmicas.

7. Meter al mar o a la piscina a los bebés puede ser un momento histórico en la vida de los niños, sin embargo no debes hacerlo antes de los 6 meses de edad. Para ello, se recomienda utilizar pañales especiales para las albercas, verificar que el agua esté templada e introducir al bebé poco a poco para familiarizarlo con el cambio de temperatura por un periodo no mayor a una hora.

8. Aunque haga mucho calor, debes tener cuidado con el uso del clima acondicionado ya que los cambios bruscos de temperatura pueden resultar perjudiciales para los niños. Se recomienda mantener las habitaciones entre 20 y 22° y prender el aire solamente cuando el niño esté fuera de la habitación, esto evitará que esté recibiendo la corriente en su cabecita y que su cuerpo pase de cliente a frío en muy poco tiempo.

9. Se recomienda seguir con la rutina habitual de alimentación y sueño. Para bebés menores de 6 meses los biberones no deben darse fríos sino a temperatura ambiente; si se da pecho, las madres deben aumentar su consumo de líquidos para favorecer la hidratación. Lo más importante es no romper con los esquemas previamente establecidos ya que los hacen sentirse seguros.

10. Usa repelentes para mosquitos e insectos: Los repelentes que contienen DEET (Dietil-Meta-Toluamida) o picardina son seguros de usar en niños mayores de 2 meses de edad según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) y brindan protección contra la picadura de mosquitos y garrapatas, sin embargo debes seguir las siguientes recomendaciones:

No se deben usar productos que contengan más de 30 % de DEET Aplica el repelente en pequeñas dosis y sólo en las zonas de la piel que estén expuestas. Nunca apliques el repelente debajo              de la ropa. No apliques productos repelentes de mosquitos cerca de los ojos o la boca de tu bebé, úsalo con moderación alrededor de los oídos. Nunca uses repelente en cortes de la piel ni en zonas infectadas. No apliques repelente sobre las manos de tu pequeñito porque los bebés a menudo se meten las manos en la boca. Utiliza agua y jabón para lavar las zonas de la piel de tu bebé sobre las que aplicaste el repelente.

Tal vez te puede interesar: CONSEJOS PARA VACACIONAR A BAJO COSTO