Destinos familiares: Huatulco, edén de nueve bahías

Entre el paisaje montañoso de la Sierra Madre del sur y el azul intenso del mar, se extienden 36 playas de costas doradas que encantan con su belleza virgen, son perfectas para saborear en familia y disfrutar de toda una aventura.

Esta zona que fue un famoso puerto comercial y el lugar predilecto de piratas y navegantes isabelinos como Sir Francis Drake (1578) y Sir Thomas Cavendish (1587), promete emoción sin límite. Se trata de una zona que ha sido preservada como un verdadero destino ecológico, sin hoteles monstruosos que parecen devorar la playa, incluso ha ganado una serie de premios a nivel internacional por su filosofía verde.

Buceo, kayak con rutas que cruzan cascadas, parques naturales, mariposarios, lagunas y tours a fincas cafetaleras a bordo de cuatrimotos son solo algunas actividades que aguardan al visitante.

El punto para iniciar la travesía por las bahías es la de Santa Cruz, formada por tres playas: Yerbabuena, Punta Santa Cruz y La Entrega, una alberca natural de arena  dorada y suave, y aguas templadas que alojan un muelle de donde zarpan lanchas hacia otras bahías, ahí también atracan cruceros y otras embarcaciones pequeñas.

Otra bahía muy popular es Tangolunda. Son más de 243 hectáreas frente al mar que albergan hoteles de lujo, plazas comerciales y un campo profesional de golf de 18 hoyos, en un área de 78 hectáreas, con vista al mar; aunque lo más bello son sus playas: Ventura, Manzanillo, Tornillo, Tangolunda y Rincón Sabroso donde la mejor manera de divertirse es practicando kayak, velero, buceo, esnórquel y otros deportes acuáticos.

El desarrollo de la actividad turística en Bahías de Huatulco desde un inicio ha sido enfocado hacia el respeto al medioambiente, a la protección y uso racional de sus recursos naturales y la preservación de sus raíces culturales.

OTRAS BAHÍAS IMPERDIBLES

  • Chahué: Tiene tres playas: La Esperanza, Tejón y Chahué. Alberga un complejo hotelero y es el desarrollo turístico más grande.
  • Cacaluta: Goza de un gran valor natural y ecológico. Gracias a su belleza ha sido escenario de diversas películas. Su forma abierta semeja a la de un corazón.
  • Chachacual: Forma parte del  Parque Nacional Bahías de Huatulco. Resguarda dos playas vírgenes, Chachacual y La India.
  • Conejos: Es la segunda zona hotelera del destino y cuenta con condominios y villas para tiempos compartidos.
  • Órgano y Maguey: Se trata de dos bahías que están prácticamente unidas. Cada una con su playa del mismo nombre (órgano y maguey. Son ideales para nadar o hacer esnórquel y admirar la vida submarina.
  • San Agustín: Aquí te espera La Bufadora, una impresionante cueva localizada al fondo del acantilado frente al mar abierto y por donde se filtra el agua de mar y es expulsada a más de diez metros de altura por la fuerza de las olas.