5 hoteles del mundo que debes visitar al menos una vez en la vida

Por Deby Beard

@debybeard www.debybeard.com

Viajar es uno de los deseos más frecuentes que tenemos todas las personas a lo largo de nuestras vidas, y es uno de los placeres más persistentes que nos marcan para siempre. Mientras más viajo más confirmo que hacerlo es una de las mejores formas de querernos, es un regalo que nunca pasa de moda y que nos deja experiencias mágicas.

A través de los viajes aprendemos de arte, de gastronomía, de cultura y de historias de vidas que nos maravillan. Es por esto que me gusta tanto viajar, para seguir disfrutando de las sorpresas que se albergan alrededor del mundo. Es así como he conocido lugares preciosos cuyos encantos me invitan a volver una y otra vez.

Toscana, en Italia

Si el paraíso de Dante Alighieri fuese perfecto seguramente habría tomado la forma de la Toscana, cuyo  cielo perfecto sería el escenario por donde viaja de la mano de su amada Beatriz. En sus paisajes se entremezcla la esencia del presente con la ilusión de ser parte de alguna pintura creada por la precisión del pincel de grandes maestros como Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel. 

Te puede interesar: 5 películas en las que los hoteles se volvieron protagonistas

Bajo su cielo despejado se erige el Castello di Vicarello, un lugar de ensueño, rebosante de refinamiento. Al estar rodeado de bosques, campos, viñedos y con vistas al mar Mediterráneo, pareciera estar en medio del paraíso. Durante el verano, el aroma de las flores llena el aire, y durante otoño nos reciben las fiestas de la vendimia, la colecta de olivos y los hongos esparcidos entre las hojas de colores del bosque.

Hangzho, China

En la ancestral e histórica China nos recibe un contrate entre la más alta modernidad y la más rica herencia cultural. La provincia de Hangzho es un remanso para descubrir su impactante naturaleza y vivir las tradiciones más antiguas que han persistido el paso del tiempo. Es este lugar podemos ver un atardecer cautivador desde la montaña Ge Ling, llenarnos de energía en el templo Bao Pu y en la pagoda Baochu. Entre febrero y marzo, el Festival de las Flores de Xixi llena de colores y aromas a la provincia con las extraordinarias flores que se exhiben como si fuesen obras de arte.

Con Banyan Tree Hangzhou se recorre en bote la apacible belleza de la Reserva Natural de los  humedales Xixi, además de que podemos cenar a bordo y admirar desde otra perspectiva las villas rodeadas de canales de agua, estanques y puentes que las conectan, además de una impactante vista escénica al verde paisaje. El ambiente nos transporta a un idílico paisaje chino tradicional, con un exuberante jardín atravesado por una corriente de agua, arquitectura china tradicional y antigüedades como porcelanas, muestras caligráficas y diversos tallados en madera.

El Arenal, Costa Rica

Con los vuelos directos de Volaris es rápido y económico descubrir las riquezas de Costa Rica, como el Parque Natural Volcán Arenal, uno de los lugares más espectaculares de la provincia Alajuela. Su cono casi perfecto de 1,633 metros de altura ofrece uno de los panoramas naturales más extraordinarios e impactantes del país. Es un paraíso natural donde habitan más de 135 especies animales como el tepezcuinte, el jaguar y monos congo, además de que el 53% de las especies de aves del país aquí habitan.

Te puede interesar: Hospitales, manicomios y cárceles, tres hoteles con historia

A los pies del volcán hay un remanso de 900 hectáreas de exuberante reserva tropical, donde las aguas termales que emanan por la actividad volcánica. Tabacón Thermal Resort & Spa le dio un giro a la vida en pleno corazón de la selva tropical. El arroyo termal ha sido direccionado para transformar marismas, cascadas, piscinas y baños en lo que fueran tierras de pastoreo. También se plantaron hectáreas para recuperar la flora nativa y dar paso a hermosos jardines botánicos.  

Osaka, Japón

Japón es como un lienzo donde grandes artistas han escrito su historia, con base en una larga y honorable tradición cultural que muestran a los viajeros en todo momento. Entre sus muchos lugares por descubrir está Osaka, una gran ciudad portuaria y la tercera más grande del país. Por ser el centro comercial en la isla de Honshu, es famosa por su moderna arquitectura, su vida nocturna y su rica y abundante gastronomía. Entre sus atractivos se encuentra el castillo de Osaka del Shogunato del siglo XVI, que se mantiene impecable por sus constantes restauraciones, y por la coqueta calle Mido-Suji, conocida como los Campos Elíseos de Osaka.

En esta calle está el glamuroso hotel St. Regis Osaka, rodeado de árboles gingko que dan sombra durante el verano, y durante el otoño le dan un aire romántico por sus hojas doradas que cubren la acera como una alfombra. En su ambiente moderno se integran toques de arquitectura tradicional, como un enorme jardín japonés hermosamente decorado con plantas y un mar de arena rodeado de piedras de río, visible desde las habitaciones.

Ixtapa, México

Un viaje por el mundo no estaría completo sin la visita a las paradisíacas playas de nuestro país, especialmente las de Ixtapa, un paraíso perenne de clima soleado durante todo el año. El desarrollo turístico es moderno y lleno de las más altas comodidades, a la par de cualquier gran ciudad del mundo. Entre sus muchos atractivos está el delfinario Delfiniti en Playa el Palmar, y el campo de de Golf Palma Real, una reserva ecológica donde los jugadores pueden ver y oír una variedad de aves como pericos, loros, cardenales, y una rara yespecie de águila llamada pescador porque se alimenta exclusivamente de los peces del lago. 

Te puede interesar: 5 hoteles mexicanos con fantasma incluído

En este idílico destino se encuentra Cala de Mar Resort & Spa Ixtapa, construido sobre un acantilado en el que se rompen las olas del Océano Pacífico mexicano. En cada villa y espacio nos recibe la cálida brisa del Pacífico y el sonido del mar, además de estar bellamente decorado con la tradicional artesanía mexicana y con toques modernos, que se integran al diseño de arcilla, maderas y piedra de los muros. Desde las piscinas privadas de cada villa se tienen vistas impresionantes al paisaje rocoso, pero otra forma de descubrirlo es con un recorrido a caballo en compañía de guías expertos sobre Playa Larga, o en una bicicleta del hotel sobre la ciclopista que recorre Ixtapa para descubrir su exótica flora y fauna.