Nuevo León, un estado mágico

El Estado de Nuevo León es un gran destino pues ofrece diversos tipos de atractivos para aquellos que deseen visitarlo como grandes centros comerciales donde abundan exclusivas firmas, se realizan actividades culturales, conciertos y exposiciones; además de ser una gran sede para el turismo de negocios, reuniones, congresos. Por si fuera poco, su gastronomía ha sido reconocida a nivel nacional pues va desde un machacado hasta una exquisita carne asada.

Otra razón para visitar el estado, es que cuenta con dos bellos pueblos mágicos, que son Santiago y Linares, que te atraparán desde el primer momento gracias a su gran historia, arquitectura y cultura.

Ubicado a tan sólo 30 minutos del área metropolitana, el pueblo mágico de Santiago ofrece actividades recreativas para la diversión familiar. Como una caminata por el centro en el cual se puede apreciar la belleza de este lugar, e incluso se puede visitar el Templo de Santiago Apóstol construcción que data del siglo XIX.

Además se puede visitar , el Parque Ecoturístico Cola de Caballo, donde se puede admirar una gran cascada de 20 metros de altura con forma de cola de caballo, aunque no es la única atracción del parque pues también puedes disfrutar de tirolesas o si eres más atrevido, puedes saltar del bungee más alto de México.

Por su parte, Linares está ubicado a hora y media del área metropolitana y es una parada obligatoria para todos los que visiten el estado debido a todo lo que tiene por ofrecer.

Ahí se encuentra la Catedral de Felipe Apóstol, construida en 1770, porta un estilo colonial y en su interior se aprecian pinturas que proyectan  la vida de Jesucristo y del apóstol Felipe se encuentra en el altar mayor. También se puede visitar el museo de Linares con grandes exposiciones internacionales de diversos temas.

La gastronomía de este lugar es otro motivo por lo que los visitantes se interesan por visitarlo, pues aquí se disfrutan las inigualables Glorias de Linares, delicioso dulce de leche quemada hay diferentes presentaciones que  no pueden dejar de probar como las marquetas y los beso de indio.

A 18 km de la cabecera principal de Linares se encuentra la Presa Cerro Prieto, la cual es catalogada como la playa de Nuevo León, un lugar para disfrutar de una tarde de pesca, recorridos por catamaranes y para los aventureros se puede practicar deportes acuáticos como el ski.                                                                                           

Y si tú eres un turista más aventurero, Nuevo León tiene cañones acuáticos como Hidrofobia, Chipitín y Matacanes, el cual, es considerado por conocedores como uno de los cañones más impresionantes del mundo debido al descenso de un río encañonado con un circuito de rapeles, cascadas, toboganes naturales, saltos y nados en pozas de agua azul turquesa, así como el cruce de dos cuevas donde podrás apreciar las formaciones naturales.

Así que ya sabes, Nuevo León es un estado mágico con diversas opciones para cualquier tipo de diversión.