10 experiencias que debes vivir en Arandas, Jalisco

Por Roxana Zepeda (@TastyToursMX)

Arandas es una ciudad que se encuentra a unos 120 kilómetros de Guadalajara, en el sur de los Altos de Jalisco, región a la cual también pertenecen Jalostotitlán, San Miguel el Alto, Tepatitlán y Yahualica.

Aunque la tierra más conocida del tequila en Jalisco es el pueblo que lleva el mismo nombre, Arandas también es una de las regiones tequileras más importantes del estado y un destino turístico para viajeros que buscan pasar unos días tranquilos comiendo delicioso. Si visitas esta ciudad aquí te dejamos algunos consejos de las experiencias que no puedes perderte.

Comer en Carnitas Jaimes

Si vas a Arandas y no pruebas estas carnitas es casi como no haber ido, muchas personas que han comido aquí dicen que son las mejores carnitas de Jalisco. Al llegar te encontrarás con grandes cazos de cobre con carnitas hirviendo en manteca, el olor te llamará a sentarte en alguna de las mesas a degustar este manjar. También podrás encontrar taquitos dorados con distintos rellenos, guacamole, quesadillas y muchísimas marcas de tequila para degustar.

Te puede interesar: Un recorrido a pie por Zapopan, la ex villa maicera.

Visitar el Templo San José

La iglesia de San José Obrero, elevada al rango de parroquia en 1989, se comenzó a construir en marzo de 1879, se retomó su edificación en 1902, y posteriormente en 1938 a cargo del arquitecto Ignacio Díaz Morales (quien terminó el Templo Expiatorio de Guadalajara). En las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo XX se levantaron sus torres, y la cúpula se terminó en 1966. Su estilo es neogótico francés. Mide 63 metros de largo, y sus torres alcanzan casi los 70 metros, poniéndose prácticamente a la altura de la Catedral de Puebla. Su gran rosetón mide más de 8 metros de diámetro, y la girola permanece inconclusa.

La gran campana en el atrio fue fundida en 1969 en Guadalajara. Pesa casi 15 toneladas, y mide tres metros de circunferencia. Es considerada la más grande de Latinoamérica, y la séptima del mundo. Se le conoce como la "Reina del Silencio".

Entrar a una tienda de sombreros y productos de cuero

En esta ciudad aún hay gente que ha rescatado las tradiciones y oficios, como manejar el cuero y otros materiales para elaborar sombreros, cinturones, chamarras, carteras y otros accesorios.

Uno de los lugares más famosos donde puedes admirar estas obras de arte de piel es la Tienda el Reparo, los dueños te atenderán personalmente y te podrán explicar el proceso de elaboración de los sombreros y decirte cuál es el que te queda mejor.

Descubrir los secretos de la Parroquia Guadalupe

Arandas es un lugar lleno de historia, en esta región ocurrieron importantes sucesos de la Revolución Cristera en México, por lo que si encuentras a una persona mayor tal vez podrá contarte anécdotas que vivieron sus padres o abuelos en aquellos tiempos. Si entras a esta parroquia y buscas bien encontrarás el lugar exacto donde fusilaron a uno de los cristeros de aquella época.

Platicar con el Che en su peluquería

Este peluquero lleva 60 años cortándole el pelo a la gente de Arandas. Si llegas a su local, que parece como un museo de antigüedades, el Che siempre tendrá una historia que contar y si tienes suerte puede que te cante una canción.

Te puede interesar: Temacapulín, el edén de los altos de Jalisco

Probar los dulces Caseros

En Arandas también se hacen muchos dulces típicos mexicanos, desde borrachitos, jamoncillo, cocadas, rollos de guayaba (algunos rellenos con cajeta, nuez o coco), ates de diferentes frutas y algunos dulces con chile. En el centro encontrarás varias tiendas de dulces para llevar a tus amigos o familia.

Tomar un trago en el Bar Imperial

Como toda ciudad, también en Arandas hay vida nocturna, uno de los lugares con más tradición es el Bar Imperial, es un lugar tipo cantina donde puedes ir a platicar con la gente local y tomarte un trago con botana mientras planeas tu próxima aventura.

Cenar en los Tacos Pelayo

Arandas es famosa por sus tacos y una de las taquerías más importantes es la de la familia Pelayo, se encuentran ubicados en un puesto en la calle cerca del centro, entre las calles de Hidalgo y Álvaro Obregón. Ahí se sirven tacos de maciza en tortilla pequeña, uno de los secretos de este sitio es la salsa de caldo de birria que le ponen a los tacos. El señor Pelayo y su hijo te atenderán y también te pueden servir un consomé de birria para acompañar los tacos.

Ir a los campos de agave y tomarse un tequila

Todo el pueblo forma parte del ecosistema del tequila en Arandas, desde el jimador que cosecha las piñas en los campos abundantes de agave azul y la tierra roja hasta las personas que se dedican a vender este producto. Si quieres vivir la experiencia visita los campos de agave y prueba el tequila. Una de las tequileras más importantes de la región es Cazadores, este tequila se ha hecho en Arandas desde 1922. Esta bebida adquiere su nombre porque cuentan que Don José, el creador de este tequila, un día vio algo entre los campos de agave: un ciervo sigiloso que andaba erguido, orgulloso y apuntando al cielo. En ese momento se dio cuenta de que lo quería plasmar en cada una de las botellas de Tequila Cazadores.

Birria Los Camarena

Muy cerca de las carnitas Jaimes se encuentra otro paraíso de comida: La birria Los Camarena. En este lugar preparan birria tatemada de carne de res, uno de los principales platillos tradicionales de Jalisco. El sabor del caldo y la carne es único, pues la combinación de ingredientes como el tomate y las especias con chiles secos le dan un sabor inigualable. Ahí se sirven tortillas hechas a mano para acompañar la birria.

¿Dónde hospedarse?

Hotel Santa Barbara. Calle Gobernador Medina Ascencio 553, Santa Barbara, 47185 Arandas, Jal.