Tijuana sensorial: Arte para ciegos

La ciudad más visitada del mundo le apuesta al arte nuevamente. Más allá del estilo musical del colectivo Nortec que puso a Tijuana en el mapa de los movimientos culturales, allá por el año 2000, con toda la parafernalia norteña, hoy la frontera del mundo ha revitalizado su movida cultural con nuevos bríos, incluso para artistas ciegos. Un ejemplo de ello es La Caja Galería.

Por Jaime Lula.   Fotos: Pepe Treviño

Desde afuera parece una simple bodega, sólo que grafiteada por manos expertas.

Sin embargo, se trata de un espacio cultural sin precedente, un laboratorio emergente que en pocos años ha captado la atención de los entusiastas del arte.

Sí, La Caja Galería es un espacio que promueve el arte elaborado por los habitantes de TJ. Pero este complejo también comparte conocimiento, ha acondicionado un espacio para la enseñanza, esto a partir del 2011, cuando creó un diplomado en Apreciación de las Artes Visuales, certificado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), con la intención de formar nuevos artistas del spray en la región.  Su director Arturo Rodríguez afirma que en este sitio han expuesto reconocidos artistas locales e internacionales.

También te puede interesar: 6 razones por las que debes vivir una experiencia en Tijuana.

Con los años, La Caja Galería también decidió incentivar a otro sector de la población: se trata de personas ciegas que a partir del año 2013 trabajaron en el campo de las artes, gracias a que el instituto, en colaboración con CONACULTA e INBA, incluyó el programa de introducción “Taller de arte para ciegos” para convocar a un grupo de personas con discapacidad visual a cursar talleres para vivir la experiencia de trabajar en un salón sensorial y expresarse a través de las artes.

Los visitantes también tienen la oportunidad de experimentar el sensorama, mismo que utilizan para concientizar al estudiantado con debilidad visual. Para ello, al visitante le vendarán los ojos y literalmente tendrán un viaje imaginario al ser inducido por ambientes sonoros, percepciones de humedad y calor que les llevarán de manera ficticia por bosques y desiertos.

Como dato curioso, el director del inmueble comenta que el complejo sufrió un incendio, por lo que fue restaurado con elementos reciclados, esto en conjunto con el arquitecto Jorge Gracia, el mismo que diseñó el Hotel Endémico Resguardo Silvestre y  la Culinary Art School, entre otros. “Todo aquí tiene una historia. Nosotros sabemos de dónde se tomó la madera que ahora estamos pisando, de dónde son los tornillos, todo”, concluye el anfitrión.

La Caja Galería además de promover el arte emergente, también cuenta con un catálogo virtual para que los coleccionistas de arte puedan comprar obra de diversos artistas en línea.

EN LA RED

www.lacajagaleria.com