Markthal Rotterdam, la herradura multicolor

En la zona de Laurenskwartier, en la ciudad de Rotterdam, se encuentra el mercado al aire libre más grande de este país, el cual además de tener tiendas de comida y un super mercado, cuenta con viviendas y un estacionamiento subterráneo, factores que lo hacen único en el mundo.  

Arquitecto: Jacob van Rijs, Nathalie de Vries.


Ubicación: Rotterdam, Países Bajos.


Inauguración: 2014


Material: piedra, cable de acero, aluminio y cristal.


Diseño y concepto: En 2004, la empresa Provast y el estudio de arquitectos MVRDV ganaron un concurso para el diseño y construcción de un mercado techado, debido a que las leyes europeas no permiten la venta de ciertos alimentos al aire libre. También se buscaba un detonante de vivienda en el centro de la ciudad, por lo que levantaron departamentos alrededor del mercado.

El edificio debía ser abierto e iluminado para atraer más gente, pero al mismo tiempo cerrado de los laterales como protección del frío, el viento y la lluvia, motivos por los que se le dio forma de arco y fue construido al interior de un túnel. La estructura mide 120 metros de largo por 40 de alto.
 La fachada es de cable de acero, parecida a una raqueta cuyas cuerdas se fijan al vidrio y permiten 
a la gente ver desde afuera obras de arte que se encuentran en el interior.
 La edificación se ubica cerca del antiguo Río Rotte, desviado en el siglo XIX para construir una vía de tren
que se transformó en un túnel subterráneo, dando lugar
a una plaza en la que estaba al aire libre el mercado de Binnenrotte, el que ahora está reubicado en este edificio. El mercado es ecológico y sostenible, en su interior se 
han instalado nidos para murciélagos y aves, además de crearse un ambiente confortable con el mínimo consumo de energía, utilizando el antiguo principio de la chimenea con aire natural que entra del exterior.


Los artistas: Arno Coenen e Iris Roskam cubrieron el
 arco interno del mercado con un colorido mural de frutas, verduras y otros alimentos; fue pintado en páneles 
de aluminio perforado pegados a cuadros acústicos especiales para el control del ruido.

Datos en concreto: El edificio tiene seis puertas exteriores, 1200 espacios de estacionamiento y 228 departamentos con terrazas de 7.5 metros de ancho del piso 2 al 11. La mitad de las viviendas tienen ventanas que dan al interior del mercado.


Imperdible: Realizar un recorrido gastronómico por este mercado para probar las delicias de la gastronomía holandesa, donde podrás encontrar desde suculentos postres y waffles estilo holandés, hasta tapas, papas en todas sus presentaciones, las típicas bolitas de carne frita y una gran variedad de quesos de distintos tipos y maduraciones.