Consejos para planear tu boda en otro destino

Autor: 
Andrea Mendoza Galindo

Tiene ya un buen tiempo que las bodas dejaron de hacerse en la casa de los papás de la novia, en salones con nada más que sillas y mesas o en jardines simplones. Con los años se hizo común que además de procurar más la temática de la celebración, los prometidos buscaran lugares especiales, incluso si esos no estaban cerca de su lugar de residencia. A este tipo de celebración, en la que los novios y sus invitados tienen que viajar para la fiesta, se le nombró boda de destino. Varias ciudades del país, especialmente aquellas con playa, se han insertado en el gusto de las parejas mexicanas y extranjeras. Según un informe de la Secretaría de Turismo, México recibe el 23% de la demanda de turismo de romance a nivel mundial. Así que si estás planeando tu boda destino y no sabes por dónde empezar, no te preocupes, puede ser más fácil de lo que parece.

Los pros

Una de las grandes ventajas es que la lista de invitados se reduce considerablemente, eso te ahorrará convocar a los tíos que nunca ves o a la gente que sólo invitarías por compromiso. Al ser un evento más pequeño al que únicamente asistirán personas cercanas y al estar lejos de casa, todavía después de la boda existe la oportunidad de convivir con tus invitados, desde pasar el día descansado en la playa hasta salir a caminar y conocer.
 

1. Si la celebración va a ser en un hotel, los paquetes suelen incluir sesiones relajantes de spa, cenas románticas o algunos extras que no tendrías en una boda local.

2. En la mayoría de los casos también te dan alojamiento para tu luna de miel en alguno de los complejos de la cadena.

3. En la mayoría de los casos, lo necesario para el banquete y decoración lo tendrás que dejar en manos de tu organizador, eso significa que no tendrás que hacer mil llamadas para coordinar a cada uno de los participantes de tu boda.

Los consejos básicos

1. Investiga que no haya ningún evento de gran magnitud en la misma fecha: un gran festival concierto o celebración no sólo puede llenar de gente las calles, además significa mayor ocupación hotelera y tarifas más altas.

2. Envía las invitaciones con más tiempo de anticipación: considera que además de pensar en el regalo y el outfit, tus invitados tendrán que comprar boletos de avión y reservar hospedaje.

3. Piensa en la movilidad: si la boda es muy lejos de la zona urbana, tendrás que contratar un servicio de transporte o avisar desde antes que para llegar al evento es necesario rentar un automóvil o tomar un taxi, Uber, etc.

4. Saca una tarjeta de crédito con rewards: mucha gente abre cuentas especiales para su boda y luna de miel, pero muy poca apertura estas cuentas con programas de recompensas. Qué mejor que acumular puntos y millas con la tarjeta que estás utilizando para financiar tu boda.

Los más codiciados

Los destinos más buscados para bodas son, por supuesto, los que tienen al mar de fondo; sin embargo, al menos dos ciudades sin playa se cuelan entre la demanda. Los favoritos en Méxido de acuerdo a SECTUR son Riviera Maya, Cozumel, Cancún, Los Cabos, Puerto Vallarta, San Miguel de Allende, Puebla, Mazatlán, Yucatán y Oaxaca.