Odisea florida en Ámsterdam

La mayor parte de los campos de cultivo de tulipanes de Holanda se encuentra en el Noordoostpolder (pólder del Noreste), en la provincia de Flevolanda, y en la región llamada Kop van Noord-Holland. La región de Kop acoge la zona continua de cultivo de bulbos más extensa de Holanda. Otra zona muy conocida de cultivo de bulbos es Bollenstreek, cerca de Leida, donde se encuentra el famosísimo parque Keukenhof. Estas tres regiones están a tan solo media hora de Ámsterdam en coche. La mayor subasta de flores del mundo, FloraHolland, en Aalsmeer, también está a 30 minutos de la capital.

El clima holandés es muy adecuado para el cultivo de tulipanes porque cuando empiezan a florecer en primavera el tiempo suele ser fresco. El suelo de los pólderes (terrenos ganados al mar) se desagua constantemente y es perfecto para los bulbos de tulipán, que prefieren tierras húmedas pero bien drenadas. Hay muchos tipos y variedades de tulipanes, que han sido agrupados por la Sociedad Holandesa de Horticultura en varios grupos con distintas especies en cada uno. Desde mediados de marzo hasta finales de mayo, los tulipanes transforman gran parte de Holanda en un bello mosaico de color. Así que si estás en Holanda en abril, podrás disfrutar por todas partes de unos campos floridos siempre distintos y de maravillosos colores.