¿Es complicado viajar solo en Asia?

Por: Javier Bautista.

Al empezar a planear mi viaje a Asia una de las preguntas que más pasaban por mi cabeza era si sería difícil estar en el sur de Asia sin ninguna compañía. Déjenme decirles que lo es. Y no en un sentido negativo o que me haya generado algún problema. Por el contrario, esa dificultad ha sido un motor y una condicionante para disfrutar cada segundo.

¿Por qué escribo esto? Por varias razones. Anoche mientras caminaba por una calle de Ho Chi Minh, Vietnam, decidí que era buen momento para sentarme y tomar una cerveza. Para mi sorpresa al querer hacerlo se acercó el mesero y me dijo que esa mesa era para dos; que si quería tenía una en el fondo, y por tanto me perdería de toda la acción en la calle: vendedores de comida oriental, masajes de tres dólares, vietnamitas sentados plácidamente en sillas viendo pasar la vida, mochileros tratando de conseguir cervezas baratas, y una calle salida de la mejor película oriental.

Evidentemente tuve que seguir mi búsqueda pero en todos los lugares era lo mismo.

Más allá de esta anécdota, desde mi punto de vista, el idioma continúa siendo todo un tema. En el sur de Asia, si bien todos dicen hablar inglés y hacen el intento, lo cierto es que les cuesta mucho trabajo hablarlo.

En más de una ocasión decidí darme por vencido y solo recibir lo que era su voluntad, sin más apoyo que mi bendición. Pero por supuesto que esto me llevó a probar comida deliciosa o meterme en lugares especiales. Así que si bien puede resultar una complicación, también los viajes sirven para eso, para relajarnos, dejarnos llevar, experimentar y salir de esa zona de confort que estamos acostumbrados.

Los aeropuertos

En la mayoría de los lugares que visité en Asia, el aeropuerto está en promedio a 30 kilómetros de distancia de las ciudades. Evidentemente esto no hace más que encarecer los precios o complicar las negociaciones con los taxistas. En muchos sitios existe Uber, incluso Uber moto que es mucho más barato, pero en otras no.

Salvo Bangkok y Beijing todo viajero deberá ingeniárselas para conseguir ir a su hotel. En estas dos ciudades existe la opción del metro que facilitará ir a la ciudad.

A propósito de aeropuertos y aviones, existen muchas opciones para recorrer Asia. Camión o autobús, tren o avión. Yo decidí viajar en avión porque si bien muchos traslados podrían hacerse de noche y no es una opción cara, viajar en avión tampoco lo es. Existen aerolíneas como AirAsia, BangkokAirways, CambodiaAirways y otras, que ofrecen vuelos incluso a precios similares que algunas líneas de autobús. Uno de los secretos es viajar ligero. Las aerolíneas asiáticas aceptan viajar con siete kilos como equipaje de mano sin ningún costo.

Un consejo que podría servirles es no cargar tanta ropa desde su origen. En Vietnam, Cambodia y Tailandia encuentras ropa desde un dólar, así que no será difícil desprenderse de eso que ya no necesites cuando el peso de la maleta lo exija. Por favor, disfruten el viaje, no carguen recuerditos de más. Mi maleta empezó pesando siete kilos y va por los 11.

Finalmente, a mí me gusta la fotografía, creo que es una memoria que dura toda la vida y es el espejo para recordar todo lo que hiciste, viste y disfrutaste. Si bien lo que más me gusta es tomar fotos a los paisajes, a la arquitectura, a los objetos, a los animales o las situaciones, también existe la hora selfie.

Todos vemos los paisajes, los monumentos y los lugares del sudeste asiático y nos hemos imaginado tomándonos esas fotos hermosas, con atardeceres espectaculares, con fondos llenos de oro y cabezas de budas. Pero momento, si viajas sin compañía ¿quien te las toma?. ¿Algún otro turista se detendrá a tomarte una sesión de fotografías? Yo siempre busco hacerme amigo de algún guía, si es que decido contratar uno para que me explique un poco más de la historia, o me hago amigo de alguien en el trayecto.

Acuérdense, no hay mejores fotógrafos para esas postales hermosas que personas que conocen el lugar o personas que están esperando esa misma foto que ustedes. (Y bueno obvio siempre ayuda llevar un pequeño tripie o selfiestick, aunque molesten a los demás turistas).

Si quieren ver fotos o escribirme no dejen de visitar mi instagram @javitxu94, y ya les estaré contando más anécdotas.