Últimos días para visitar el santuario de luciérnagas del Edomex

Autor: 
Rodolfo Dorantes

El desconocimiento en materia forestal y agrícola, incendios, tala clandestina y plagas, afectaron en gran medida el hábitat de la luciérnaga en la región de los volcanes, poniéndola en grave riesgo. Preocupados por su conservación, pobladores de Amecameca del ejido de Emiliano Zapata, desde el año 2011 cambiaron su visión por una más sustentable de los recursos naturales, creando así a tan solo 3 kilómetros de la cabecera municipal y a 2640 metros sobre el nivel del mar el Parque Ecoturístico Bosque Esmeralda, “Santuario de la Luciérnaga”.  

Somos el primer santuario en el Estado de México que estamos con el programa de manejo para la vida silvestre de luciérnagas. En este sitio, en esta temporada de lluvia del 15 de junio al 6 de agosto, tenemos el avistamiento de miles de luciérnagas, que salen para que muchos visitantes puedan conocerlas, puedan disfrutar de su luz” añadió Rafael Eugenio Padilla Arroyo, director General del Parque.

Agregó que las luciérnagas son coleópteros, dicho de otra forma son escarabajos que en esta época del año tienen una importancia agroecológica en entornos forestales, porque en su estado larvario, son controladores biológicos de muchas plagas que viven en el suelo.

Los machos son los únicos que tienen la posibilidad de volar porque sus alas son más largas en relación a las hembras, y cada luciérnaga tiene la capacidad de ovipositar o colocar huevecillos en un orden de 50 hasta 150 huevecillos.

En México existen más de 93 especies de luciérnagas, en el mundo existen más de 2000, nosotros tenemos una endémica, es decir que habita en la zona de Tlaxcala, Puebla y el Estado de México, por lo que se le reconoce como luciérnaga de los Volcanes” mencionó.

Desde el 2016, en conjunto con la Universidad Autónoma de Chapingo, se realizaron dos tesis de investigación, la primera respecto a la biología de la luciérnaga y la otra sobre dinámica de poblaciones, por lo que los ejidatarios conocen que estos insectos necesitan de condiciones de humedad, oscuridad, una cantidad importante de alimento y buenas prácticas de manejo para su conservación, siendo un eje importante para el entorno forestal.

Gracias a los trabajos realizados en la zona, el año pasado se cuantificaron un promedio de 160 mil luciérnagas por hectárea, y el ejido Emiliano Zapata está registrado con 80 hectáreas, por lo que ya se habla de una cantidad importante de luciérnagas que han repoblado el Bosque Esmeralda.

Finalmente Padilla Arroyo mencionó que a fines del año 2020, con apoyo de la división de las ciencias forestales de la Universidad de Chapingo, iniciarán la construcción de un laboratorio de reproducción de luciérnagas, que su objetivo es la repoblación de macrolampis palaciosi en todas estas áreas forestales.

El espectáculo que brindan las luciérnagas se debe al cortejo, por lo que quienes entran al santuario deben evitar hacer ruido y prender cualquier fuente luminosa para no transferir la comunicación entre los machos y las hembras.

Puede ser visitado hasta el 7 de agosto y el recorrido inicia a las 19:00 horas y concluye alrededor de las 22:00 horas. 

*Este artículo fue publicado en Excelsior y reproducido con su autorización.