Tips para no caer en fraudes de agencias de viajes por Internet

Autor: 
Andrea Mendoza Galindo

Las puertas cibernéticas cambiaron la forma en que los viajeros buscan información acerca de sus destinos: de leer guías impresas pasamos a buscar reseñas web y así, en poco tiempo, también empezamos a comprar boletos de avión o reservar noches de hotel por internet. Entonces surgieron las agencias online de viajes, las plataformas que te ofrecen ahorrarte el proceso de buscar por separado, de manera que prácticamente puedes acceder a todos los servicios que requieras en un sólo lugar. Pero con la apertura de información, los sitios digitales también empezaron a funcionar para timar y defraudar a la gente, para evitar que te roben a ti o si ya te pasó, hay varias medidas que puedes tomar en cuenta.

Antes de contratar

Lo primero de lo que deberías desconfiar es de las ofertas irreales, si el precio de tu viaje es extremadamente barato, ofrece hospedaje, transportación aérea y terrestre, además de comidas y bebidas, la probabilidad de que te estén timando es alta. Es cierto que a veces puedes toparte con ofertas maravillosas pero aquí es importante pensar si realmente es posible que todo sea tan barato o simplemente es una forma de engancharte. Una manera de averiguar que te están timando es hacer un mini estudio de mercado, busca en otras agencias paquetes parecidos y si la diferencia de precio varía entre el 20% o 30%, empieza a desconfiar. El modus operandi de este tipo de agencias es ofrecerte una cotización y pedirte un anticipo para “apartar” tus boletos de avión y tus noches, una vez que ya hiciste el primer depósito desaparecen o te dicen que no hay disponibilidad.

Antes de pagar una reservación busca que la agencia esté dada de alta en el Registro Nacional de Turismo o en la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes, en teoría, las empresas que ofrecen servicios turísticos están avalados ante alguno o ambos organismos. Las listas de compañías se encuentran en internet, basta con insertar el nombre para que los sitios te informen el número de registro, la dirección y el tiempo que las operadoras llevan activas. También te será útil checar que la empresa no tenga reportes o quejas en la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), la consulta también puede hacerse desde su página de internet.

Los hoteles también deben saber con quiénes tienen acuerdos, una forma de comprobar que la agencia de viajes, en efecto trabaja con ellos, es llamar directamente a sus instalaciones y preguntar por sus convenios. Si no tienen información acerca de la empresa que estás contratando al menos te podrán guiar acerca de otros lugares con los que sí trabajen directamente. De igual manera, es muy útil buscar en internet reseñas y opiniones de otros usuarios, a la hora de elegir una agencia, busca qué dicen más viajeros acerca de la compañía que deseas contratar.

 

Al momento de realizar tu pago

Un proceso muy tedioso pero también muy útil es buscar que el proveedor de servicios tenga un domicilio físico, si no tiene una dirección en su página de internet o redes sociales, es momento de desconfiar. Pero en caso de que sí tenga un domicilio asegúrate de que esa dirección sea verdadera, en primera instancia, busca la ubicación en internet para comprobar que es real. Luego revisa que los datos coincidan, por ejemplo, si la dirección está en Cancún, que la lada en el teléfono de contacto sea de Cancún y que todos los datos fiscales también sean de allá.

Cuando vayas a hacer el depósito hay varios puntos que debes considerar. El primero es que los datos de pago tienen que ser de una persona moral y no de una persona física, es decir, debes pagar a una empresa y no a un individuo. En segundo lugar es estrictamente necesario tener un contrato que desglose todo lo que incluye el servicio que contrataste pero además debes revisar que las cláusulas no sean dudosas, que se especifique tu fecha de entrada y de salida, así como los extras que están incluidos (comida, atracciones, transporte terrestre, etc).

Además ten cuidado con los datos que compartes, sobre todo si te piden información muy específica como fechas de nacimiento, más números de tarjetas de crédito, direcciones y datos muy puntuales sobre tu situación financiera. Lo peligroso de compartir dichos datos es que además de ser un blanco de fraudes, puedes ser víctima de robo de identidad. Por último, es esencial que cuando estés ingresando las referencias de pago verifiques que la página de internet empiece con la extensión https://, eso indica que la página es segura.

 

Si ya fuiste víctima

En caso de que hayas caído en el fraude hay varias cosas qué hacer. Desafortunadamente, en muy pocos casos te devolverán tu dinero o pagarán indemnización pero al menos dejas por sentado un antecedente y ayudas a que otros viajeros no pasen por lo que tú pasaste. Debes saber que si la agencia que contrataste no está dada de alta en el Registro Nacional de Turismo difícilmente lograrás que alguna institución le dé seguimiento a tu queja. Definitivamente, es más viable que veas tu dinero de vuelta cuando el problema se suscitó con una agencia registrada.

Para iniciar, es posible presentar tu inconformidad en el sitio web de la Secretaría de Turismo, para hacerlo es necesario llenar un formulario con tus datos y con los datos de la agencia, entre más información ingreses, tu solicitud será atendida mejor y con más rapidez. También puedes levantar una queja en la PROFECO a través de sus redes sociales, correo, de manera personal o por teléfono; para hacerlo debes tener la razón social y dirección completa, si no tienes esos datos tu denuncia no procede, tu proveedor debe estar establecido legalmente o no podrán ayudarte.

Para casos más extremos o en los que se involucre un grupo de personas, y si la agencia cumple los requisitos de legalidad como proveedor de servicios, la denuncia puede hacerse en la Procuraduría General de Justicia de tu estado. Para esto hay que tomar en cuenta que será necesario tener un abogado y que, al tratarse de un procedimiento legal, el proceso puede ser lento e involucrará indagatorias.

El año pasado estaban registradas 6,956 agencias reales. Sin embargo, se calcula que por cada empresa profesional hay una fraudulenta, es decir que también existen alrededor de 7,000 compañías apócrifas.

Desconfía de promociones que te lleguen por correo o que te ofrezcan por teléfono, especialmente si no estás suscrito en ninguna página o aplicación de viajes. Por razones obvias, el mayor número de fraudes se presenta previo a temporadas altas. Por esta razón debes tener más cuidado en fechas cercanas a Semana Santa, verano o invierno.

Cada año, la PROFECO comparte una lista con las agencias de viaje más denunciadas, también sube a su página alertas de empresas que están en situación de “foco rojo” por exceso quejas y usuarios inconformes.